jueves, 30 de abril de 2009

El Aleph

Hace un par de meses me compré un llamador de ángeles y lo llevo conmigo cada día, pero hasta hoy ... no sabía que es lo que tenía realmente... he escuchado lo que dice la canción de Nena Daconte “El Aleph” ... y de ahí he corrido a leer el cuento del maestro J.L.Borges con el mismo título ... y por las serendipias que me pasan ... ahora sé, que tengo mi pequeño Aleph colgado al cuello ...




El Aleph - J.L.Borges

Lo que vieron mis ojos fue simultáneo: lo que transcribiré sucesivo, porque el lenguaje lo es. Algo, sin embargo, recogeré.
En la parte inferior del escalón, hacia la derecha, vi una pequeña esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor. Al principio la creí giratoria; luego comprendí que ese movimiento era una ilusión producida por los vertiginosos espectáculos que encerraba. El diámetro del Aleph sería de dos o tres centímetros, pero el espacio cósmico estaba ahí, sin disminución de tamaño. Cada cosa (la luna del espejo, digamos) era infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo. Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una plateada telaraña en el centro de una negra pirámide, vi un laberinto roto (era Londres), vi interminables ojos inmediatos escrutándose en mí como en un espejo, vi todos los espejos del planeta y ninguno me reflejó, ... , vi racimos, nieve, tabaco, vetas de metal, vapor de agua, vi convexos desiertos ecuatoriales y cada uno de sus granos de arena, ...., vi un círculo de tierra seca en una vereda, donde antes hubo un árbol, una quinta de Adrogué, un ejemplar de la primera versión inglesa de Plinio, la de Philemont Holland, vi a un tiempo cada letra de cada página (de chico yo solía maravillarme de que las letras de un volumen cerrado no se mezclaran y perdieran en el decurso de la noche), vi la noche y el día contemporáneo, vi un poniente en Querétaro que parecía reflejar el color de una rosa en Bengala,


vi mi dormitorio sin nadie, vi en un gabinete de Alkmaar un globo terráqueo entre dos espejos que lo multiplicaban sin fin, vi caballos de crin arremolinada, en una playa del Mar Caspio en el alba, vi la delicada osadura de una mano, vi a los sobrevivientes de una batalla, enviando tarjetas postales, vi en un escaparate de Mirzapur una baraja española, vi las sombras oblicuas de unos helechos en el suelo de un invernáculo, vi tigres, émbolos, bisontes, marejadas y ejércitos, vi todas las hormigas que hay en la tierra, vi un astrolabio persa, ...., vi la reliquia atroz de lo que deliciosamente había sido Beatriz Viterbo, vi la circulación de mi propia sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo.
....
¿Existe ese Aleph en lo íntimo de una piedra? ¿Lo he visto cuando vi todas las cosas y lo he olvidado? Nuestra mente es porosa para el olvido; yo mismo estoy falseando y perdiendo, bajo la trágica erosión de los años, los rasgos de Beatriz.






He visto, como el griego, las urbes de los hombres,
Los trabajos, los días de varia luz, el hambre;
No corrijo los hechos, no falseo los nombres,
Pero el voyage que narro, es .. autour de ma chambre ...

También gracias a Borges he descubierto que hay eruditos a la violeta ...

y que he visto El Aleph ...

10 comentarios:

GusPlanet dijo...

Letra de la canción
"Maribel se durmió"
Intérprete: Spinetta Jade
Autor: Luis Alberto Spinetta



Maribel se durmió
vamos a contarle
porque se hundió.
Carroussell, sensación
de que con el alma
nos ve mejor.

Maribel, Maribel,
dicen que no lleva ningún papel
vamos ya, vamos ya
vamos porque viene y porque no está.


Canta
canta toda la vida
canta con emoción
y al partir sentirás
una brisa inmensa de libertad...



Canta
canta aunque estás distante
canta conmigo
canta tus penas de hoy.



Maribel se durmió
vamos a cantarle porque se hundió.
Carroussell, sensación
de que con el alma
nos ve mejor.


Mi hada Maribel: gracias por compartir el mágico cuento del maestro Borges, me alegro que lo hayas descubierto y ojalá sea el principio de muchas lecturas maravillosas (tienes que leer 'El Inmortal'!).

Nada, quise compartir ésta, una de mis canciones favoritas contigo ...
(búscala en youtube.com ...)

A Bientôt mon amie!

Stanley Kowalski dijo...

Me hiciste acordar del famoso Aleph, lo tuve que leer en el colegio. Cuántos recuerdos!!Il est très beau!
Qué afrancesados que estamos!! Me encantó este post.

Muchas gracias por el comentario que me dejaste, sos muy amorosa.

BESOTES Y BUEN FINDE!!!

ethan dijo...

Con tu texto estoy divisando ya El Aleph...
Un beso

Ani dijo...

Maribel! Qué bonito lo que has posteado!! Hermoso, hermoso, hermoso! Gracias por compartirnos este bellisimo texto de Borges.
Un beso grande!

senses or nonsenses dijo...

vengo de casa de Gus, de recordar a Borges, y me encuentro el Aleph, que es de lo poquito que conozco del maestro argentino.
pero anoto la recomendación de Gus, El inmortal...que te dé mucha suerte, hada violeta.

un abrazo.

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Maribel!

Me ha gustado mucho tu post, excelente! Es un placer leerte y saludarte... espero que estés muy bien...

Te mando un beso desde México,

El peregrino dijo...

Buen augurio este de comenzar la mañana descubriendo este blog (¿será obra del Aleph?) y leyendo este encantador post que me recuerda al maestro. Ahora estoy leyendo "Otras inquisiciones" de Borges.
Seguiré por aquí.

Maribel dijo...

Querido Gus: gracias por tu regalo, que mejor que regalar una canción ... me apunto lo del immortal. Besos violetas

Stanley: gracias siempre a ti por visitarme fielmente ... tú si que escribes très beau!.
Un beso y feliz fin de semana también.

Ethan: me alegro que hayas divisado el Aleph, yo también descubró obras maestras gracias a ti!, un beso

Queridisima Ani: tú si que escribes cosas hermosas hermosas .. un beso querida amiga.

Amigo Senses: gracias por visitarme siempre, que nos dé suerte a los dos y a todos los que compartimos con estos blogs los días que pasan.
Un beso y abrazo roto ( aún no hemos comentado la peli ).


Ruth: gracias por tus deliciosas palabras mi amiga querida de Mexico, yo también espero que estés muy bien. Un beso fuerte.

Peregrino: gracias por tu visita, espero que sea un buen augurio, como tú me dices, para todos, yo también seguiré tu blog.
Un abrazo.

Stanley Kowalski dijo...

te agradezco muchísimo tu comentario, siempre tan generosa!!

BESOTES HERMOSA

Borja Manene dijo...

Ultravioleta

Aprovechar para hacer de una coincidencia, de un encuentro inesperado, un momento inolvidable.
Sentir cuando se acaba, como la vida se te escapa poco a poco en cada paso que se aleja.
Ver como un reflejo de su pelo se clava en tus pupilas hasta que una lagrima lo emborrona todo y abandona tus ojos, al ritmo que tu corazón se acelera y un suspiro ahoga tu dolor.

Desear que un viaje nunca llegue a su destino, que sus labios dibujen una sonrisa más o pronuncie en silencio otra palabra más que te haga suspirar.
Poder coger sus manos, tan cercanas, pero separadas por un mar de inseguridad.
Y surcar cada rincón, cada línea, cada milímetro de su cuerpo y al tocarla sentirte ultravioleta.

Ultravioleta el brillo de sus ojos, la ondulación de su cabello desparramándose suavemente por sus sienes, sus labios cerrados en sueños de profundidades imposibles.
Mientras en mi pecho un corazón que se sale impulsando a mil por hora sangre ultravioleta, sangre con el virus del amor.

En la mente sueños y esperanzas se abren paso, dejando atrás el negro futuro y el pasado gris; ahora solo presente, presente ultravioleta, cálido, embriagado por un abrazo de luz de algo que solo ocurre en el momento mágico que dos corazones se encuentran.

Y el contacto, el solo roce de su piel me convierte en una tormenta de sentimientos ultravioletas, algunos con el equilibrio de un acróbata, otros con el frenesí y la locura del que sabe que su tiempo es limitado, que solo tiene un momento para conocer para sentir, para tocar el ultravioleta, y que luego en segundos desaparecerá, se irá con ella, pegado a su perfume, quien sabe si para siempre...

El sol cae lentamente, alrededor todo ultravioleta; hoy te buscaré, seguiré tus destellos en la noche y confío en que tu luz me guíe hasta ti.
Si te encuentro yo te hablare de mares y tu me hablaras de estrellas, yo te sumergiré en mi mundo azul ultravioleta y tu me llevaras por tu cielo de cristal transparente…

Y haré mío el brillo de tus ojos y sin romper el silencio de la noche saldremos juntos a buscar reflejos y promesas, siempre ultravioletas....

Related Posts with Thumbnails